Identifica si padeces una arritmia cardiaca

Actualizado: jul 28


La arritmia cardíaca, también conocida como palpitaciones, es un problema en el ritmo cardíaco que ocurre cuando los impulsos eléctricos que coordinan los latidos cardíacos no funcionan correctamente, lo que hace que el corazón lata de forma rápida, demasiado lenta o de una manera irregular.


Para su diagnóstico un cardiólogo debe revisar los síntomas presentes, antecedentes médicos y realizar un examen físico. También puede realizar unas pruebas de monitoreo cardíaco que son específicas para detectar las arritmias, como un electrocardiograma, que es el que detecta la actividad eléctrica del corazón y normalmente es el estudio inicial.


Entre los principales estudios que permiten identificar las arritmias cardiacas se encuentra el monitoreo Holter de 24 horas, que es un dispositivo portátil de electrocardiograma utilizado por el paciente durante uno o más días para registrar la actividad del corazón mientras se llevan a cabo las actividades diarias. Por otra parte, cuando se sospecha que existe una arritmia relacionada con el esfuerzo físico, el médico tratante puede realizarle una prueba de esfuerzo. Además, es importante averiguar si existe alguna alteración estructural del corazón asociada a la arritmia, para lo cual puede realizarse una ecocardiografía.


Principales síntomas

Las palpitaciones y síncopes son los principales síntomas de las arritmias, pueden presentarse estos y otros síntomas como mareo, dolor torácico, pérdida de conocimiento, o bien pasar inadvertidos y solo observarse cuando se realizan pruebas diagnósticas.

  • Las palpitaciones producen una sensación subjetivamente anormal de los latidos cardiacos, que pueden ser percibidos como latidos fuertes, latidos adelantados, latidos irregulares o latidos taquicárdicos.

  • Los síncopes son pérdidas de conocimiento debidas a la disminución del flujo cerebral. Aunque gran parte de ellos obedecen a causas distintas a las arritmias, cuando estas provocan un síncope, generalmente obedecen a una causa grave.

Las arritmias se clasifican en bradiarritmias (arritmias lentas) y taquiarritmias (arritmias rápidas). Por su repetición, se pueden dividir en crónicas, de carácter permanente, y en paroxísticas, si se presentan en ocasiones puntuales.




Complicaciones

Algunas arritmias pueden incrementar el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares, como los accidentes cerebrovasculares, que sucede cuando un coágulo de sangre se libera, viaja desde el corazón hasta el cerebro y allí bloquear el flujo sanguíneo. Las arritmias también pueden causar insuficiencia cardíaca, es decir, que el corazón bombee sangre de manera ineficaz durante cierto periodo, debido a una bradicardia o a una taquicardia, tal como la fibrilación auricular.


Causas de las arritmias

Son múltiples los factores que pueden desencadenar esta situación, entre ellos encontramos la obstrucción de arterias del corazón o enfermedad de las arterias coronarias, presión arterial alta, hipertiroidismo o hipotiroidismo, tabaquismo, consumo de demasiado alcohol o cafeína, abuso de drogas, tumores o trombos que se generan adentro del corazón, estrés, ciertos medicamentos y suplementos, como los medicamentos de venta libre para el resfrío o la alergia y los suplementos nutricionales, diabetes, apnea del sueño y la genética.



Referencias

Clínica Universidad de Navarra. (s.f.). Arritmias cardiacas. https://www.cun.es/enfermedades-tratamientos/enfermedades/arritmias-cardiacas

Fundación del Corazón. (s.f.). Arritmias. https://fundaciondelcorazon.com/informacion-para-pacientes/enfermedades-cardiovasculares/arritmias.html

Lozano, J.A. (2001). Arritmias cardiacas y su tratamiento. Offarm, 20(11), pp. 96-105. https://www.elsevier.es/es-revista-offarm-4-articulo-arritmias-cardiacas-su-tratamiento-13023366


62 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo